12 Cosas que los Pastores no pueden hacer

Los Pastores son, en mi opinión, personas extraordinarias. Fielmente sirven domingo a domingo sin deseos de reconocimiento o fama. En fe, ellos pueden hacer mucho –pero aqui hay algunas cosas que ellos no pueden hacer:

  1. Leer mentes. Todos sabemos eso, pero muchos miembros de iglesia culpan al pastor por no estar al tanto de situaciones que ellos no comparten. Estas personas tienen expectativas irreales de su pastor.
  2. Estar en todas partes. Ningun ser humano puede estar en todos los lugares a la vez, aun asi algunos miembros se enojan cuando el pastor tiene que decirles que “No” o no puede asistir a algún evento.
  3. Cambiar corazones. Solo Dios puede hacer esto. Ningun ministro por mas ungido o efectivo que sea puede cambiar el corazón de las personas.
  4. Saberlo todo. La mayoria de los pastores estudian duro, pero nadie puede contestar satisfactoriamente absolutamente todas las preguntas que alguien pueda tener.
  5. Complacer a todos. Ni siquiera Jesús pudo complacer a todos, mucho menos nosotros.
  6. Vivir sin pecado. Nadie puede hacer esto, incluyendo tu, yo, o tus pastores. Todos somos pecadores y no podremos evitar pecar inadvertidamente.
  7. Crecer iglesias. Si la iglesia crece, es únicamente por la obra de Dios y de Su Espíritu.
  8. Multiplicar dinero. Es malo que no exista esta habilidad, considerando que muchas iglesias no le pagan a sus pastores. En la mayoría de los casos los pastores necesitan un trabajo para apoyar sus familias y al mismo tiempo trabajar en le ministerio.
  9. Nunca equivocarse. Todos nosotros la vamos a regar alguna vez, incluso sin intenciones de hacerlo, y los pastores no son la excepción.
  10. Evitar el favoritismo. Los pastores ministran a todos en la iglesia, pero el tener a alguna persona como mejor amigo es algo natural e inevitable.
  11. Revelarlo todo. No importa cuanto quieras saber los detalles de alguien o alguna situacion, los pastores pueden no estar en una posición para poder decirte.
  12. Ignorar el pecado. Los pastores deben de denunciar y abordar el tema del pecado, no importa que no sea culturalmente popular.

Tomate un tiempo hoy para orar por tus pastores. Ellos tienen un trabajo difícil en el servir y dirigir al pueblo de Dios hacia la santidad, la obediencia y hacia el conocer a Jesús de forma profunda y personal.

–Chuck Lawless

Traducido y adaptado de ChurchLeaders.com