Jesús es el Centro

Jesús es el centro de todo nuestro mundo. No se trata de nosotros. Estamos en esta vida para dar a conocer a Jesús, porque todo se trata de él. (Colosenses 1:16)

Abrazaremos la visión

Honramos a los que nos dirigen, honramos a los que sirven, y honramos a los que están junto a nosotros. Queremos servir con amor y todo nuestro corazón a la visión de que todos puedan conocer a Jesús.

La Invitación Comienza ya

Invitamos a todos a conocer el amor transformador de Jesús desde el primer momento que llegan a nuestra puerta. Las personas siempre serán Amadas, Aceptadas y Bienvenidas con nosotros, porque Dios es quien transforma.

No pasamos lista

No importa si es tu primera vez o si vuelves después de mucho tiempo siempre serás bien recibido en esta casa.

No tenemos moldes

No importa quién seas ni lo que hayas pasado, siempre serás bienvenido aquí. Creemos que Jesús es quien va ir transformando nuestras vidas a medida que las vayamos entregando y que él mismo nos recibe tal como venimos.

Hacemos más al hacer menos

Nos mantenemos enfocados en lo que realmente importa. El hacer poco con excelencia es mejor que hacer mucho de manera mediocre.

Somos Jóvenes inspirando más Jóvenes

Llamamos a una generación que ha sido muy poco desafiada a descubrir su máximo potencial en Jesús para cambiar el mundo. Queremos ser jóvenes que inspiren a otros jóvenes a través del amor y de nuestra manera de vivir.

Temblamos ante La Palabra de Dios

Reconocemos que ante todo, la Palabra de Dios tiene la eminencia. Es estándar para nuestras vidas donde encontramos libertad y verdadero propósito.

No vestiremos la Armadura de Saúl

No vestiremos tradiciones ni métodos que no fueron hechos para nosotros. No vestiremos la armadura de la vieja generación, porque creemos que Dios puede hacer mucho más con corazones dispuestos. No todos estarán contentos pero sacrificamos los aplausos de la gente con tal de alcanzar al perdido.

Nos postramos antes de la Batalla

Nosotros somos débiles; Dios es el fuerte. Confiamos en que es Él quien nos da la victoria y nos postramos ante Su presencia antes de salir al campo de batalla.

Nos preparamos para la lluvia

Creemos que Dios tiene planes enormes para esta generación, para esta ciudad y para esta nación, y no esperamos la lluvia estando sentados. Nos preparamos y trabajamos para recibirla.

Queremos detener el Sol

Creeremos a Dios a que él puede hacer lo imposible en nuestras vidas y en nuestro movimiento. Queremos tener y vivir en una fe audaz que se anime a pedirle a Dios lo imposible, y que podamos marchar creyendo que Dios ha respondido.

No es para todos

Entendemos que no todos van a querer ser parte de esto, y estamos en paz con eso. Porque nuestra meta es alta y el tiempo corto, y no vamos a retroceder.

No vamos a Retroceder

Porque amamos la visión de que las personas atrapadas en pecado encuentren vida y libertad en Jesús. Vamos por todo con todo.